¿Qué es un chatbot?

Un chatbot es un software de inteligencia artificial (IA) que puede simular una conversación o un chat con un usuario en lenguaje natural a través de aplicaciones de mensajería, sitios web, redes sociales, aplicaciones móviles o inclusive por llamadas telefónicas.

El uso de chatbots en los medios digitales facilita la interacción entre usuarios y marcas incrementando la satisfacción de los clientes.

¿Por qué son importantes los chatbots?

Un chatbot se describe a menudo como una de las expresiones de interacción más avanzadas y prometedoras entre humanos y máquinas. Sin embargo, desde un punto de vista tecnológico, un chatbot solo representa la evolución natural de un sistema de respuesta a preguntas que aprovecha el procesamiento del lenguaje natural (NLP). La formulación de respuestas a preguntas en lenguaje natural es uno de los ejemplos más típicos de procesamiento del lenguaje natural aplicado en las aplicaciones de uso final de varias empresas.

Los chatbots están programados para lograr mantener una conversación
con un ser humano con la finalidad de poder ayudarlo (ejemplos: atención al cliente, vender, y automatizar procesos). El desarrollo de chatbots es fuertemente apoyado por las ya tan conocidas plataformas como Google (Google Assistant), Apple(Siri) y Amazon(Alexa).

Los chatbots agilizan y facilitan la interacción entre usuarios y marcas, mejorando la experiencia del cliente. Al mismo tiempo, ofrecen a las empresas nuevas oportunidades para mejorar el proceso de participación de los clientes y la eficiencia operativa al reducir el costo típico del servicio al cliente. Para tener éxito, una solución de chatbot debería poder realizar ambas tareas de manera efectiva. El apoyo humano juega un papel clave aquí: independientemente del tipo de enfoque y la plataforma, la intervención humana es crucial para configurar, capacitar y optimizar el sistema de chatbot.

¿Cómo funciona un chatbot?

Existen dos tareas diferentes en el núcleo de un chatbot:

  1. Análisis de la solicitud del usuario
  2. Devolución de la respuesta
¿Cómo funcionan los chatbots?

Análisis de la solicitud del usuario: esta es la primera tarea que realiza un chatbot. Analiza la solicitud del usuario para identificar la intención del usuario y extraer las entidades relevantes. La capacidad de identificar la intención del usuario y extraer datos y entidades relevantes contenidas en la solicitud del usuario es la primera condición y el paso más relevante en el núcleo de un chatbot: si no puede comprender correctamente la solicitud del usuario, no lo hará ser capaz de dar la respuesta correcta.

Devolución de la respuesta: Una vez que se ha identificado la intención del usuario, el chatbot debe proporcionar la respuesta más adecuada a la solicitud del usuario. La respuesta puede ser:

  • Un texto genérico y predefinido.
  • Un texto recuperado de una base de conocimientos que contiene diferentes respuestas.
  • C) Una pieza de información contextualizada basada en los datos que el usuario ha proporcionado;
  • D) Datos almacenados en sistemas empresariales;
  • E) El resultado de una acción que el chatbot realizó al interactuar con una o más aplicaciones de backend.
  • F) Una pregunta que deja de lado la ambigüedad que ayuda al chatbot a comprender correctamente la solicitud del usuario.

El uso de los chatbots en tus estrategias digitales permitirá sin duda alguna crear nuevas formas de interacción con los usuarios y clientes con la finalidad de brindar un mejor servicio de atención, crear nuevos canales de ventas y simplificar procesos básicos de tu operación cotidiana.

¿Qué esperas para implementar chatbots en tu estrategia?

¿Te gusto este post? Vota abajo.

¡Comparte este post con alguien que debería implementar chatbots en su estrategia digital!

¿Tienes dudas? Contáctanos a través de nuestro sitio web: